El Carnaval de Río de Janeiro, o maior do mundo

Carnaval de Rio de Janeiro

Río de Janeiro, la “cidade maravilhosa”, cuenta entre sus numerosos encantos, con los festejos del Carnaval más famoso del mundo.

El Carnaval de Río de Janeiro es toda una organización; tiene su sambódromo, donde desfilan las escuelas de samba de cada barrio y ciudad carioca, sujetas a un reglamento estricto, con un jurado que asigna premios y puntajes. Y por encima de todo, la que reina en el Carnaval de Río es la danza carioca por excelencia: la samba, de origen afrobrasileño, con su ritmo contagioso y enloquecedor.

La fiesta no se limita a los desfiles del Grupo Especial en el sambódromo, que es donde todos los años se concentran la mayor cantidad de turistas y todo el periodismo de interés social, sino que por toda la ciudad hay celebraciones con bandas y blocos callejeros y bailes populares; como también el desfile de las escuelas de samba que aspiran a pertenecer algún día al Grupo Especial y mientras tanto conforman el Grupo de Acceso, estos grupos y los Especiales también ensayan durante todo el año.

El Carnaval es una fiesta que mezcla contenidos religiosos con diversiones profanas, el Carnaval se celebra en Río de Janeiro cuarenta días antes de la Pascua y dura cuatro días: comienza oficialmente el sábado y termina el martes de Carnaval, precediendo al miércoles de Ceniza que marca el inicio de la Cuaresma, con la despedida de los placeres y excesos del festejo hasta el año siguiente.

Recordemos que las fechas del Carnaval caen en febrero o principios de marzo, cuando el verano del hemisferio Sur está aún en todo su esplendor. En todo Brasil se festeja con entusiasmo, pero no hay duda de que es en Río de Janeiro donde se concentra lo más colorido y atrayente de la fiesta, a la que concurren cientos de miles de personas del país y del exterior.

Protagonistas indiscutidas del Carnaval, las escuelas de samba están en actividad durante todo el año para preparar el gran desfile. Toda la comunidad colabora con ellas, para elegir los temas, componer la música y las letras, confeccionar los disfraces y las carrozas y ensayar durante meses y meses para que el desfile sea todo un éxito.

La otra gran protagonista del carnaval es la banda callejera; su mecanismo es sencillo: varias personas se reúnen en un lugar conocido, como una esquina o un bar del barrio, esperan un par de horas que venga más gente a sumarse, y entonces comienzan a marchar por las calles cantando y bailando. Al paso de las bandas, se interrumpe el tránsito y los autobuses modifican su recorrido, pero nadie protesta y todos disfrutan del momento.

El Carnaval de Río resume en unos pocos días de placer lo que la cultura brasileña ha acumulado en siglos de convivencia entre razas diferentes, y durante ese corto período, ricos y pobres, nacionales y extranjeros, gozan y se divierten juntos.

Foto Vía: rio-carnival.net

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Brasil, Sudamérica



Deja tu comentario