El clima en Brasil

Rio de Janeiro en Brasil

Un país tan grande y tan extenso como Brasil no puede por menos que tener una serie de diferencias con respecto al clima, aunque por lo general se trata de un territorio cálido. En total encontramos hasta seis regiones climáticas: ecuatorial, tropical, semiárido, tropical de tierras altas, templado y subtropical. Las temperaturas varían si nos encontramos al norte o al sur del país, aunque el 90 por ciento de Brasil se halla en zona tropical (la media está en 28 grados al norte y 20 en el sur).

Las lluvias comienzan a aparecer en el nordeste especialmente a partir del final del verano y, especialmente, durante los meses de abril, mayo y junio. En estas fechas ocurre todo lo contrario en el sur y el litoral de Sao Paulo y Río de Janeiro. Lo curioso es que el descenso de las lluvias también viene acompañado del descenso de las temperaturas, y viceversa.

PRIMAVERA

La primavera en Brasil es bastante fresca sobre todo en el sur (aunque las temperaturas son más altas que en invierno). Suelen rondar los 18-24 grados, mientras que las lluvias son más abundantes que en la época invernal, aunque curiosamente menores que en verano. Es lo que ocurre en ciudades como Sao Paulo, Río de Janeiro o Florianópolis. Son por tanto temperaturas agradables, nada frías, y con lluvias de intensidad moderada.

La primavera es también la mejor época para viajar al nordeste de Brasil, especialmente a la costa. Un día soleado nos llevará hasta los 22-24 grados, y con poco riesgo de lluvias. Tanto por la mañana temprano como por la noche la temperatura refresca un poco, pero nunca por debajo de los 15 grados. Posiblemente no sea la mejor época para darnos un chapuzón en la playa, pero sí de disfrutar de las ciudades y su buen ambiente.

VERANO

La temporada de verano en Brasil va de los meses de diciembre a febrero. Es sin duda la época más cálida y hace calor en todo el país. El sol del verano se da sin duda en la zona nordeste de Brasil. El clima y las temperaturas apenas varían de la noche al día, si bien no se alcanzan extremos muy elevados. Eso sí, la humedad provoca que la sensación térmica sea mucho mayor, sobre todo en las regiones del interior. En la costa este calor es mucho más llevadero por la cercanía del mar, que apacigua la sensación de bochorno.

Las temperaturas más altas se dan en verano (y en algunos otros momentos del año) en las zonas situadas a lo largo del ecuador, cuando se pueden llegar a alcanzar los 40 grados.

OTOÑO

En el litoral norte, por ejemplo la costa de Río de Janeiro, las temperaturas en otoño se mantienen templadas. Las máximas suelen estar en torno a los 26 grados y las mínimas en 22, algo más elevadas que en primavera. A esto hay que añadirle que las lluvias comienzan a descender (llueve mucho más en verano), por lo que es una buena temporada para viajar a Brasil, especialmente en los meses de abril, mayo y junio. Además, al ser temporada baja los precios son mucho más asequibles.

Las temperaturas estarán por encima de los 20 grados siempre, al menos hasta el mes de junio. Nada mejor que acercarse a destinos tan turísticos como Buzios, Sao Paulo, Río de Janeiro o Sao Paulo. Las lluvias no harán acto de presencia hasta el mes de agosto, aunque mucho menos que en enero (verano).

INVIERNO

A pesar de que no hace un frío intenso, las temperaturas en el invierno brasileño pueden bajar hasta los 10 grados, sobre todo por la noche o por la mañana bien temprano. Las lluvias se dan en la costa nordeste (estas lluvias ya comienzan a darse a finales de otoño). Estas precipitaciones tendrán lugar entre los meses de abril y agosto. Eso sí, este nordeste brasileño presenta pocas variaciones en cuanto a la temperatura, incluso en invierno, época en la que no es extraño ver a gente bañándose en las playas.

Es en el sur donde estas temperaturas son más frescas en invierno, llegándose a esos diez grados de mínima por las noches y a la caída de la tarde. De todas maneras también hay días que se alcanzan temperaturas máximas de 25 grados. También hay lugares en donde puede caer nieve, sobre todo en las mesetas altas y las áreas montañosas de algunos estados del sur

En líneas generales, podemos resumir el clima de Brasil de la siguiente manera:

  • Norte: clima ecuatorial, cálido y húmedo, con precipitaciones prácticamente durante todo el año
  • Noreste: clima semiárido, cálido y seco, con cortas temporadas de lluvias
  • Sudeste: clima húmedo y tropical, con estaciones secas y cálidas en invierno y frías y húmedas en verano
  • Centro – Oeste: clima continental, cálido y seco en invierno, frío y seco en verano
  • Sur: clima subtropical con algunos frentes fríos antárticos que conllevan abundantes lluvias

PARA SABER MÁS SOBRE EL PAÍS

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Brasil, Sudamérica



Deja tu comentario