Sam Kee, el edificio más estrecho del mundo

Edificio Sam Kee, en Vancouver

Hay sitios que se convierten en turísticos por su importancia histórica o por ser verdaderas obras de arte, pero hay otros, más prosaicos, cuya singularidad es dada por un hecho llamativo. Es lo que ocurre con el Edificio Sam Kee, que ha sido calificado por la Guía Ripley’s como el edificio más angosto o estrecho del mundo.

Ubicado en la intersección de las calles Pender y Carral, se trata de una edificación de dos plantas y un metro y medio de ancho que se extiende hasta la mitad de cuadra: si uno no está muy atento, incluso, puede llegar a pasarlo por alto. Su locación es el Chinatown de Vancouver, en Canadá, y forma parte de las visitas guiadas que se hacen a los turistas.

Los orígenes de este predio se dan por los primeros años del Siglo XX, cuando la Sam Kee Company, una de las empresas más ricas del barrio cuyo propietario era Chang Toy, compró estas tierras como una parcela unificada. Sin embargo, las autoridades municipales decidieron en 1912 ensanchar la Calle Pender y hubo que expropiarle parte del terreno.

En total, le sustrajeron casi siete metros y medio del predio y, para peor, no le dieron indemnización alguna. Por entonces se suponía que Toy no iba a poder utilizar nunca más ese lugar, pero entonces surgieron algunas ideas bastante llamativas. Incluso hay quienes aseguran que se trató de una apuesta a un arquitecto, para ver si podía hacer algo allí.

Finalmente en ese terreno de 1,50 de ancho y dos plantas de alto, los arquitectos Brown y Gillam diseñaron este edificio que tiene un sótano que llega hasta la vereda. Se comenta que en sus primeros se instalaron allí unos baños públicos, mientras que en la planta baja había oficinas y en las plantas altas había pequeños departamentos donde vivía gente.

A lo largo de toda su historia, el Edificio Sam Kee en Canadá albergó la sede de trece empresas diferentes y se debe destacar que por debajo había un túnel, muy utilizado. Ya para el año 1986 un estudio de arquitectura realizó una rehabilitación del edificio, llevándolo al aspecto que vemos hoy en Vancouver.

Como todo, los récords también generan sus dudas. En cuanto a su fama de edificio más estrecho del mundo, hay que decir que actualmente se da una disputa con el Skinny Building de Pittsburgh, que si bien mide 1,57 de ancho, esta medida se respeta en toda su estructura. En cambio, el Sam Kee se ensancha bastante en su planta superior, donde llega a medir 1,83.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Canadá



Deja tu comentario