La Parguera, destino en Puerto Rico

La Parguera, en Puerto Rico

La ciudad de La Parguera está ubicada al suroeste de Puerto Rico, y es uno de sus principales destinos turísticos. Se trata de una localidad costera, y en realidad constituye apenas un barrio dentro del municipio de Lajas, pero es un destino con autonomía propia, famosa por sus aguas bioluminiscentes.

Esta localidad fue fundada en 1825, y recibe su nombre de los numerosos ejemplares de pargos que habitan sus aguas, por lo que la pesca de esta especie siempre es abundante. De hecho, fue la pesca la actividad económica principal de La Parguera durante sus primeros años de historia.

Fundada así como villa pesquera, este destino contaba con apenas unas cuantas familias que poblaron la zona, y edificaron sus hogares sobre las lomas que se encuentran frente al mar. Sin embargo, la pesca no siempre pudo sustentar a los habitantes de esta comunidad.

Así fue que comenzó a desarrollarse el aspecto turístico, cuando los pobladores iniciaron tareas de construcción de casas que vendían o alquilaban a los turistas que se acercaban al lugar durante sus vacaciones.

Actualmente, la población de La Parguera sigue siendo escasa, con apenas un poco más de mil habitantes. Sin embargo, durante la temporada alta, el lugar se colma de visitantes, adquiriendo una vida muy animada.

Los viajeros se acercan para disfrutar del entorno natural privilegiado que caracteriza a este lugar, y muchos aprovechan la oportunidad para realizar actividades acuáticas como la pesca deportiva, el buceo y el kayak. También se ofrecen magníficas excursiones en bote a los cayos cercanos.

Pero todavía no hemos mencionado una de las maravillas que más atrae de La Parguera, y estas son sus bahías bioluminiscentes. La Parguera cuenta con dos de ellas, la Bahía Monsio José y la Bahía La Parguera. Si bien la bioluminiscencia es un fenómeno muy habitual en las aguas del mar, en este destino es sorprendente lo claro e intenso que puede apreciarse, muy cerca de la costa.

La bioluminiscencia se debe a la existencia de micro-organismos dinoflagelados, que brillan ante el movimiento de la marea, ante el paso de un cardumen de peces, cuando llueve o incluso si movemos las aguas con una mano. El resultado es realmente fascinante, y todo aquel que lo ha contemplado puede confirmar que se trata de un momento inolvidable.

Para llegar a La Parguera, es posible partir desde la localidad de San Juan, en un viaje de dos horas desde el aeropuerto Luis Muñoz Marín, tomando la Avenida Baldorioty de Castro, el Túnel de Minillas y la carretera 25. Luego, se continúa hacia el sur hasta la carretera 52 con destino a Ponce. Una vez allí, tomar la carretera 2 hacia Mayaguez y, una vez pasado el pueblo de Yauco, tomar la carretera 116 rumbo a Lajas. Finalmente, tomar la carretera 304 hacia La Parguera.

Foto vía: Ricymar Fine Art Photography

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Caribe, Puerto Rico



Deja tu comentario