Antigua, la más bella de Guatemala

Antigua Guatemala

Antigua ha sufrido a lo largo de su historia numerosos terremotos y movimientos sísmicos. El último de ellos en 1976, el cual destruyó buena parte del país. Sin embargo, a pesar de todos estos contratiempos hoy en día es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1979 y uno de los más bellos ejemplos de arquitectura colonial española que pueden verse en Latinoamérica.

Gran parte de su estructura urbanística data de los siglos XVII y XVIII. Pasear por sus calles y plazas es un placer para los sentidos. Su belleza sencilla y colorida cautiva al turista que se pierde por el empedrado de sus callejuelas y la animación de estas plazas. Es eso precisamente lo que vamos a hacer, dar un pequeño paseo a pie por la ciudad.

Descubriremos edificios de hermosa factura, como la Catedral de Antigua, de la que poco queda de la época colonial debido a los terremotos. Se comenzó a construir a mediados del XVI, en la misma plaza en la que se halla la Capitanía General de Guatemala, un edificio de dos pisos de finales del XVI. Desde aquí se gobernaba buena parte de lo que en la actualidad es Centroamérica.

Desde esta Plaza Central parten todas las callejuelas que se pierden en el centro histórico de la ciudad. A su alrededor disfrutamos del colorido de sus casas y de otros edificios de interés, como el Palacio del Ayuntamiento, el Portal del Comercio y el Portal de las Panaderas. Hay que detenerse también en la famosa Fuente de las Sirenas, colocada en la Plaza Central en 1773, uno de los símbolos de Antigua.

A medida que va cayendo la noche Antigua va recobrando una dimensión diferente. La ciudad iluminada nos evoca una mayor nostalgia. Volvemos a hacer el mismo recorrido, tomando esta vez la calle del Arco de Santa Catalina o llegando a los pies de las ruinas de la Iglesia del Carmen o el Convento de la Merced. Puede ser que estemos sin duda ante una de las ciudades más bellas de América. Ya lo decían incluso durante la época colonial.

Antigua cuenta también con museos de gran interés para conocer de primera mano su historia. El Museo de Armas Antiguas, el Museo del Traje Indígena o el curioso Museo del Cacao y el Chocolate. Con ellos nos llevaremos una nueva visión de esta ciudad, hermosa y dulce, colorida, como no hay otra igual en Guatemala.

Foto Vía Nictekono

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Centroamérica, Guatemala



Deja tu comentario