Cuándo viajar a Chile

Isla de Pascua

¿Sois también como yo de los que se hacen cientos y cientos de preguntas a la hora de abordar el destino para las próximas vacaciones? Bueno, no son tantas, pero sí algunas. Me gusta llevarlo todo bien atado, que nada se quede a la improvisación. El hotel, los transportes, las visitas imprescindibles, los precios, restaurantes…

Pero la primera pregunta que debemos hacernos es “¿cuál es la mejor época para viajar a…?” Muchos viajes resultarían sensiblemente más agradables si escogiéramos la mejor época para viajar a nuestro destino. Precisamente en el caso de Chile, al ser un país tan grande, depende del lugar que tengamos elegido visitar. El clima en Chile es muy variado y lo que en un lugar puede ser sol y buen tiempo, en otro en la misma época puede ser nieve y frío.

Si queremos tener una idea general de lo que nos vamos a encontrar podemos decir que el norte de Chile presenta (casi siempre) mejor tiempo que el sur. En verano (que aquí es de diciembre a marzo) el sol suele estar siempre en lo alto, aunque en ocasiones pueden llegar algunas lluvias sobre todo en la zona más al norte del norte de Chile. Lo curioso del norte de Chile es que, a lo largo del año, las temperaturas varían mucho del día a la noche. Las noches de verano, por ejemplo, son frescas (15 grados)

El clima va cambiando paulatinamente a medida que vamos bajando por el país. La zona centro presenta dos extremos claramente diferenciados: mucho calor en verano y mucho frío en invierno. Estos extremos se complementan con la escasez de lluvias a lo largo del año. Lluvias que precisamente sí se dan con bastante frecuencia en el sur de Chile, aunque las temperaturas en verano son más agradables. Otro caso es el extremo sur, la Patagonia, un lugar en el que incluso en verano puede llegar a nevar.

Como pasa en casi todos los rincones del mundo, las zonas costeras presentan temperaturas mucho más suaves que el resto del país. En verano no suele hacer un calor excesivo, mientras que en invierno el efecto del mar mitiga un poco el frío.

Para hacer un resumen podemos decir que el verano chileno (desde noviembre a marzo) es una buena época para viajar al país, teniendo en cuenta el calor extremo de la zona centro (interior, no la costa) y las lluvias del sur. Precisamente en febrero la mayoría de grandes ciudades chilenas celebran algunas de sus mejores fiestas. En invierno hace bastante frío en el sur y el centro, mientras que el norte y la costa es más suave.

Todo depende de a qué lugar tenéis pensado ir.

Foto Vía Bodas

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Chile, Sudamérica



Deja tu comentario