Lago Titicaca, destino fascinante y sagrado

El lago Titicaca

Situado entre Bolivia y Perú, el Lago Titicaca es uno de los lagos más fascinantes del mundo. Está situado a una altura muy elevada, de más de 3800 metros sobre el nivel del mar, y como tal, se gana el título del lago navegable más alto del mundo.

Otros hechos en el Lago Titicaca nos dicen que es el lago más grande de América del Sur en términos de volumen, y que a veces es utilizado por la Fuerza Naval de Bolivia para los ejercicios navales.

El lago Titicaca es un lugar sagrado para la civilización Inca. Según su mitología, fue desde el lago Titicaca, que el dios creador Viracocha se levantó para crear el sol, la luna, las estrellas, y los primeros seres humanos. Recientemente, un gran templo fue descubierto sumergido en el lago, añadiéndole misterio y fascinación. Hay mucho por descubrir en la orilla del lago Titicaca, así como en las numerosas islas que existen en el lago.

La ciudad de Puno es el mejor lugar para alojarse, y está en el lado peruano del lago. Puno es un lugar interesante para visitar, ya que es la capital del folclore de Perú. También tiene una catedral hermosa y antigua, y está cerca de muchas atracciones turísticas del Perú como el Machu Picchu o la ciudad del Cusco.

En el lado boliviano del lago se encuentra la fascinante ciudad de Challapampa, hogar de los famosos laberintos o Chinkana, como era conocida por la cultura Inca. Un complejo enorme de piedra lleno de laberintos, que se cree que era un centro de formación para los sacerdotes incas. También en el lado boliviano, se encuentra la isla más grande del lago, la Isla del Sol. Si bien no hay caminos en la isla, por lo que el turismo no es amistoso, las más de 180 ruinas de la época Inca son lo que vale la pena visitar.

También de interés son la Isla de la Luna y las Islas Uros o islas flotantes, hogar de los descendientes de la antigua cultura de los Uros (contemporánea de la extinta cultura Inca), que todavía viven una vida sencilla y tradicional.

Hay dos montañas en las islas, Paccha Mama (Madre Tierra) y Paccha Tata (Padre Tierra), y ambos son lugares sagrados. Cada año, el 18 de enero, los lugareños vestidos con ropas tradicionales suben las dos colinas. Los peregrinos descienden cada colina en dos grupos, y se unen para ofrecer hojas de coca, cereales y alcohol a la Tierra.

Foto Vía: Pattrön

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Bolivia, Perú, Sudamérica



Deja tu comentario